Protocolo de revisión de una reforma

Protocolo de revisión de una reforma

Como ya mencionamos en nuestro post sobre consejos para realizar la revisión de una obra antes de darla por terminada, tener un protocolo para la revisión final de la vivienda puede resultarte muy útil.

Aquí tienes una lista para que la revisión de la obra te resulte sencilla y no te olvides de comprobar nada de lo que después te puedas arrepentir:

  • Empieza por fijarte en los suelos sin olvidar la parte perimetral. Si has elegido tarima, revisa los empalmes entre las láminas y que los cortes en las puertas estén rectos y que el rodapié cubre bien la parte perimetral. En el caso de moquetas, comprueba que esté bien adherida al solado y que no tenga desperfectos. Si has solado la cocina o el baño, repasa las juntas de las baldosas y asegúrate de que sean uniformes. En el caso de solado exterior, en terrazas o porches también es recomendable comprobar que la caída es correcta y que el agua se deriva hacia el sumidero sin dejar charchos.
  • Revisa el acabado de la pintura en las paredes
  • Revisa las paredes, que no tengan desperfectos, si has pintado, aprovecha la luz natural para comprobar que el color es uniforme; si has empapelado las paredes, comprueba las uniones del papel, que no deberían apenas apreciarse.
  • Sigue recorriendo los techos, comprueba que estén lisos y que la pintura sea uniforme. Si el color elegido es distinto al de las paredes, comprueba que la unión que separa ambos colores es limpia.
  • Revisa las puertas, que cierren correctamente sin dañar el suelo. Comprueba también las ventanas, que aíslen bien del exterior y que las persianas suben y bajan correctamente y sin engancharse.
  • Comprueba que la instalación eléctrica completa funciona y prueba todos los enchufes así como la iluminación empotrada.
  • revisa toda la instalación eléctrica tras una reforma
  • Presta especial interés al funcionamiento de la calderala caldera, la calefacción y el agua caliente. No olvides probar que el aire acondicionado funciona correctamente y que enfría como debería.
  • En el cuarto de bañocuarto de baño, comprueba que todos los grifos abren y cierran correctamente y que la alcachofa de la ducha apunta en el sentido correcto, que no se sale el agua ni se encharca el baño. Si has instalado una ducha con suelo de obra, revisa bien la caída del agua y comprueba que no quede embalsada.
  • No olvides revisar los armarioslos armarios, que las puertas abren y cierran correctamente y que los interiores están bien terminados, que los cajones corren suavemente y que las barras para las perchas están colocadas a la altura correcta.
  • Si has instalado algún toldo toldo en ventanas, en el porche o en el jardín, comprueba también su funcionamiento. Súbelo y bájalo completo y también prueba a detenerlo a medio recorrido.
  • En la cocinala cocina , además de comprobar que todos los electrodomésticos estén bien instalados y que funcionan, acuérdate de comprobar los enchufes, el extractor de humos y la cocina (los fuegos o vitro-cerámica así como el horno. Pon en funcionamiento lavadora y lavavajillas para cerciorarte de que desaguan correctamente, con utilizar el programa más corto será suficiente.

Nunca olvides que una buena revisión antes de dar por teminada una reforma en tu vivienda es mucho más importante de lo que parece. Abre bien los ojos y reclama todo aquello que no se haya realizado correctamente.

Imágenes cortesía de Photl.com, fotografía de Studio Cl Art

No se aceptan más comentarios.