Propósitos del año que puedes cumplir con una reforma

Propósitos del año que puedes cumplir con una reforma

Dos de los propósitos del nuevo año que más se repiten (además de los de hacer ejercicio y comenzar una dieta) son tirar cosas viejas y renovarse –ya sabes, aquello de “renovarse o morir”-.

Terminan las fiestas navideñas, hay que recoger y guardar todos los adornos, la decoración del árbol, la mantelería con papás noeles… y volver a la normalidad. Con el fin de las fiestas también llega el momento de ponerse manos a la obra con esa buena fe que nos mueve a todos a superar los retos marcados para el año recién estrenado, los llamados “propósitos de año nuevo” y que nunca se llegan a cumplir.

Aunque ya sabemos que estos propósitos suelen quedar en agua de borrajas, si verdaderamente te planteas llevarlos a cabo, en el caso de renovarse y tirar cosas viejas, cambiar la decoración de tu casa cumple con ambos. Por eso, una pequeña reforma puede hacer realidad que este año, por fin, cumplas tus propósitos para el nuevo año. ¿Quieres saber cómo?

Al retirar la decoración navideña, recuperamos cierto espacio en la casa pero también descubrimos que los armarios, el desván o el trastero, están repletos de cosas que no utilizamos. Este es el momento idóneo para empezar a cumplir el primer propósito:

Tirar cosas viejas

Aprovecha este momento para hacer una limpieza general en armarios, cómodas, trastero y todos aquellos sitios donde tienes guardados muebles, ropa y en general, todo tipo de trastos.

Divide en dos grupos todo aquello que…

  • ... consideres que directamente es para tirar.
  • ... lleva tiempo y tiempo guardado “por si acaso”

Todo aquello que esté en el primer grupo es para tirar o reciclar. Recuerda que muchas cosas que a ti no te hacen falta pueden ser muy útiles para otras personas. La ropa en buen estado se puede depositar en contenedores específicos para que llegue a quien la pueda necesitar; los aparatos eléctricos deben ser llevados a un punto limpio, etc. Además de estar ganando espacio en tu casa, estarás ayudando a otras personas y al medioambiente.

Todos los objetos que estén en el grupo de “por si acaso” necesitarán ser examinados para valorar si verdaderamente merece la pena guardarlos, tirarlos o restaurarlos. Por ejemplos, hay muchos objetos de decoración que podemos transformar para que parezcan nuevos: un espejo con un marco negro se puede convertir en uno de última moda, si lo pintamos de dorado; aquellas esculturas que te trajeron tus padres de su viaje exótico y que están escondidas en el altillo de tu armario ahora son perfectas para darle un aire victoriano al salón.

Renovarse o morir

Un primer gran paso para renovar la casa es pintar. Ya decidas cambiar el color de paredes o mantener el mismo, una mano de pintura siempre trae aire renovado a la vivienda.

El segundo paso es echar un vistazo a los muebles que tienes y a su disposición. En muchas ocasiones simplemente moviendo los muebles de sitio podemos lograr un estilo completamente nuevo en la decoración de la casa.

Otra gran opción es sustituir alguna pieza del mobiliario por una nueva, verdaderamente especial. Esta pieza especial puede ser algo que hayas visto en una revista de decoración, en casa de un amigo o en una tienda, en Casa Decor… Pero también es posible hacer esa pieza a medida, que sea verdaderamente algo único y hecho para ti.

No es necesario que encargues todos los muebles a medida, se trata de renovarse, ¡no de morir intentando pagar la renovación! Simplemente con tener un mueble u otro objeto de decoración hecho a medida especialmente para ti, y bien ubicado, el efecto será espectacular, transgresor, especial, único.
Un ejemplo de muebles hechos a medida es esta mesa de comedor, que creamos especialmente para uno de nuestros clientes, a quien reformamos su casa.

Salón después de la reforma

Quería un elemento de decoración que además fuese funcional. En Libelulab diseñamos esta mesa en cristal y acero, de líneas sencillas pero a su vez de gran tamaño y con un diseño y una estética modernos, siguiendo el estilo de todo el salón comedor, pero rompiendo a su vez con los materiales utilizados en la casa. Esta mesa es además de una mesa de comedor un objeto de decoración en sí misma, el centro de atención visual, casi una escultura en medio del salón.

Si quieres renovar la decoración de tu casa, tienes en la cabeza ese mueble que encajaría a la perfección en tu salón o quieres renovar tu decoración y no sabes cómo, en Libelulab estamos encantados de ayudarte.

¡Feliz año y que se cumplan tus propósitos!

Un comentario

  1. [...] los muebles que estaban tienen su sitio en la nueva habitación reformada. Seguro que tienes algún mueble que merezca la pena mantener o reciclar, habrá otros que estarán hechos polvo, o que verdaderamente no cumplen ninguna función en la [...]