5 trucos para acertar con los muebles

5 trucos para acertar con los muebles

Cuando te planteas realizar la reforma de una vivienda o de alguna de sus estancias, ya sea la cocina, el baño, un dormitorio, etc. tendrás que analizar bien qué muebles colocarás una vez terminada la obra.

La elección de los muebles es crucial para conseguir en tu casa reformada confortabilidad, practicidad y, a la vez, estilo. Pero muchas veces, no tenemos claro qué muebles quedarán mejor en el nuevo espacio reformado, cómo colocarlos, o que sean lo suficientemente versátiles. Siguiendo estos 5 consejos, tendrás más claro qué es lo que necesitas para decorar tu casa y que la reforma luzca cómo se merece.

1. Piensa en lo que necesitas

Empieza por sentarte con un lápiz y un papel para apuntar qué es lo que necesitas para cada estancia reformada. Ni todos los muebles que tienes ya no valen, ni todos los muebles que estaban tienen su sitio en la nueva habitación reformada.
Seguro que tienes algún mueble que merezca la pena mantener o reciclar, habrá otros que estarán hechos polvo, o que verdaderamente no cumplen ninguna función en la estancia y que lo único que hacen es estorbar y ocupar sitio.

Piensa en qué es lo que haces en esa habitación para definir qué muebles son necesarios, indispensables. Define bien cómo deben ser esos muebles. Si se trata de un dormitorio, está claro que necesitarás una cama, posiblemente una mesilla. Si piensas comprar estos muebles para el dormitorio y que te duren durante muchos años, ten en cuenta que el color de las paredes de tu dormitorio podrás cambiarlo, pero el estilo de los muebles seguirá siendo el mismo. Y no te olvides de que los usarás todos los días por eso, antes de elegir, prueba la cama, no sólo te fijes en el colchón, ten en cuenta la altura de la misma y cómo quedará en tu dormitorio. ¿Es cómoda? Túmbate, siéntate, baja de nuevo.
Muchas veces nos dejamos llevar por la belleza del diseño pero olvidamos el uso que le damos a los muebles. Un ejemplo muy claro puede ser la elección de una silla para el despacho o la mesa de trabajo, del ordenador… Si vas a pasar varias horas al día sentando en esa silla frente a tu ordenador, asegúrate de que estás eligiendo una silla cómoda y versátil, y no un mueble bonito, ¡la última tendencia en decoración!

2. Mira el espacio y apunta

Una vez que tengas la lista de muebles indispensables para decorar tu casa recién reformada, ve estancia por estancia y anota las medidas que tiene la habitación, los muebles que ya tienes en ella y el espacio que ocupan. Lo más útil es pintar un pequeño plano a escala con las medidas. Hacerse una idea del espacio disponible, basándose en un croquis, es mucho más sencillo que si miras una lista de medidas: ancho, alto, fondo…

3. Elige los estilos

Tendrás que decidir el estilo de los muebles apuntados en la lista y cómo combinarlos. A la hora de decantarse por la combinación de varios estilos, siempre es mejor quedarse corto que pasarse, demasiados estilos en una misma habitación pueden arruinar el espacio,

4. Vive tu casa ¡úsala!

Con los muebles indispensables ya en casa, llega el momento de ubicarlos en su espacio. Si no tienes clara su ubicación o la que habías pensado no queda como tu pensabas, prueba a mover el mueble de sitio. No vale cualquier sitio, tendrás que analizar qué sitios son lógicos y harán que el mueble cumpla su función. Por ejemplo, si te gusta leer y tienes un sillón de cuero fantástico para ello, prueba a colocarlo cerca de la ventana, donde recibe más luz natural directa. Ese será un sitio idóneo para leer a gusto. Recuerda también reservar un espacio junto al sillón para colocar una lámpara si quieres leer por la noche.

5. No te pegues un atracón

Este es uno de los consejos más importantes cuando hablamos de decoración. No te animes a comprar todos los complementos y accesorios de golpe. Primero vive la estancia durante unos días y valora qué es lo que te hace falta y qué es lo que te pide la casa. Un atracón de compras, antes de probar unos días la nueva decoración tras la reforma, puede significar que te encuentres con que has comprado cosas que no necesitas, no te encajan, que ocupan espacio y que no te sirven de nada. Quizás descubras que el tocador de madera antiguo con espejo que compraste no lo utilizas y además ocupa demasiado espacio, pero sí echas en falta un lugar donde dejar la ropa que te gusta escoger por la noche para el día siguiente.

Sin embargo, hay ciertos aspectos de la decoración que siempre conviene tener en cuenta antes de realizar la obra. En Libelulab nos preocupamos por entender las necesidades de nuestros clientes para así poder orientarles en la decoración y planificar en detalle la reforma para que el resultado sea siempre el mejor.

>small>Imagen cortesía de Mr. Lightman en Freedigitalphoto.net